Las 4 Palabras Magicas de Ho’oponopono

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Ho'oponopono Las 4 Palabras

Hemos aprendido durante el curso, que todos los problemas percibidos que existen son, en realidad, viejos recuerdos, viejos programas subconscientes corriendo una y otra vez en nuestras mentes. Como nuestra conciencia individual es al mismo tiempo parte de la conciencia colectiva, estamos reviviendo no sólo nuestros recuerdos individuales, sino también los recuerdos de todos los demás. En otras palabras, cuando vemos un problema en alguien, ese problema también existe en nosotros. Como lo que experimentamos ocurre primero en nosotros, podemos hacer Ho’oponopono en todo lo que ocurre en nuestra vida.

La esencia de la práctica de Ho’oponopono, es darse cuenta de que tenemos el poder de transformar esos programas inconscientes. La belleza de Ho’oponopono es que a medida que nos sanamos y transformamos a nosotros mismos, automáticamente sanamos y transformamos nuestra percepción del mundo, y a medida que sanamos y transformamos nuestra percepción del mundo, seguimos sanándonos y transformándonos nosotros. El gran Hermes Trimegisto dijo una vez: “Como es arriba, es abajo. Como es dentro, es fuera.” Ho’oponopono refleja la misma antigua sabiduría de los eruditos, el mundo y todo lo que experimentas es sólo un reflejo de tu mundo interior.

Mientras Ho’oponopono tiene diferentes métodos para purificar nuestros recuerdos y permitirnos volver a nuestro estado original de Cero, quizás la herramienta más famosa y efectiva sean estas cuatro frases ó palabras mágicas:

Lo siento, Perdóname, Gracias, Te amo.

El Dr. Hew Len usó estas frases para curar una sala entera de pacientes criminales insanos sólo mirando sus archivos. ¿Cómo hizo esto? Reconociendo que todos en la sala, incluidos los pacientes, eran simplemente creaciones de la Divinidad y por lo tanto eran perfectos en su esencia. El Dr. Len sabía que si todos, incluido él mismo, eran verdaderamente perfectos, entonces ¿qué era lo que sucedía que creaba el problema aparente? Él advirtió que cada problema que su mente percibía era sólo un recuerdo reviviendo una experiencia pasada.

Una buena analogía para ver esto es: Imagina que miras el mundo con unas gafas. Adviertes que donde quiera que mires  hay una mancha negra. La mancha negra simboliza la mácula de un recuerdo subconsciente. Si olvidas que esa mancha puede ser removida simplemente limpiándola, comenzarás a creer que la mancha no existe en la superficie de los lentes sino en todos y todo aquello que ves.

El Dr. Hew Len se preguntó: “¿Qué hay en mí que causa que experimente esta situación o evento de esta forma?”. Entonces dijo las frases: “Lo siento, Te amo” una y otra vez y pidió a la Divinidad que purificara esos recuerdos. El Dr. Hew Len sabía que todas las memorias se comparten, y que de esa manera, al purificar sus recuerdos, también lo haría con los de sus pacientes.

La grandeza sobre Ho’oponopono es que ni siquiera debes saber qué es lo que hay en ti que causa que ese recuerdo siga siendo revivido. Todo lo que debes hacer es estar presente con aquello que sientes, y simplemente entregarlo a la Divinidad para que lo purifique. De hecho, nuestra mente consciente sólo puede manejar entre 7 y 15 bits de información, mientras el subconsciente puede manejar entre 10 y 40 millones de bits por segundo. La mayoría de nuestras decisiones son procesadas en nuestro subconsciente, lo que significa que la mayoría de nuestras decisiones no son tomadas por nosotros sino por los viejos recuerdos cargados, que se repiten una y otra vez. Estas son respuestas condicionadas, comportamientos condicionados, percepciones condicionadas, repitiéndose una y otra vez.

Sólo la Divinidad puede transformar esos recuerdos repetitivos. Entonces, cuando decimos “Lo siento, Perdóname, Te Amo, Gracias”, o simplemente “Te amo, Gracias”, no estamos luchando o huyendo de lo que ocurre en nuestro mundo. Estamos aceptándolo, responsabilizándonos 100% por lo que sucede, y dejando que la Divinidad transforme y sane esos recuerdos.

“Sólo estamos aquí para traer paz a nuestra propia vida, y si traemos paz a nuestra propia vida, todo a nuestro alrededor encontrará su lugar, su propio ritmo y paz”.

Morrnah

A medida que comienzas a purificar tus recuerdos, comenzarás a notar esa mayor inspiración divina fluyendo hacia ti y tu vida. Ya no tomarás decisiones ni actuarás basado en esos viejos recuerdos repetitivos; sino en la Mente Divina (Aumakua). Esto resultará en una mayor gracia, alivio, alegría y abundancia natural en tu vida


Quiero que te repitas lentamente las palabras mágicas. Mientras lo hacen, traten de notar lo que sienten.

Compartir esta Publicación

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Fahad Ullah Khan

Fahad Ullah Khan

Fahad es el Fundador de la Escuela Fahad, y responsable de la enseñanza de los programas de Conciencia Sufí, Reiki y Ho'oponopono en la Escuela Fahad. Actualmente reside en Bogotá, Colombia, donde enseña, escribe y comparte sobre temas relacionados con el bienestar, el progreso espiritual y el misticismo.

Seguir leyendo